Menús de configuración en el Panel de Administración

El cuidado es parte constitutiva del ser humano. Somos seres que necesitan cuidado y que damos cuidado. Sin el cuidado dejaríamos de existir como comunidad, familia, y como humanos. Dentro del tejido social, hay personas que sienten vocación por cuidar de otros, por compartir la carga de otros y asumir los dolores de otros. Éstas se dedican a las profesiones reparatorias o también conocidas como profesiones vicarias.

Los que se dedican a las profesiones vicarias se encuentran en un dilema: Somos llamados a asumir los dolores de otros, pero tenemos dificultades en asumir los propios. Si descuidamos el cuidado de nosotros o si no permitimos que otros nos cuiden, terminaremos por ser incapaces de cuidar de otros. Erich Fromm decía que el amor al otro y el amor a si mismo no son excluyentes, sino que se complementan.

Es urgente que eduquemos a la iglesia a cuidar a sus líderes. Es urgente que los ministros comencemos a cambiar alguna cosa referida a la forma en que cuidamos a los demás. Es urgente que aprendamos a cuidar de los otros sin negarnos a cuidar de nosotros mismos.

Plan de clases:
1. Bases bíblicas de la familia
2. La familia en tiempos bíblicos
3. Jesús: Pastor de los niños
4. Llamados a bendecir
5. Pastoral de la familia
6. Hijos que honran, padres que inspiran
7. Acompañamiento pastoral para los grupos vulnerables
8. La construcción intrafamiliar de la vulnerabilidad
9. Cuando el dolor nos impulsa a confiar
10. El manejo del poder en las relaciones familiares
11. El estrés en la vida familiar del líder y del pastor
12. Cuidando a los que cuidan

Design © Fonema. All rights reserved.
X